miércoles, 12 de junio de 2013

LA PERSONALIDAD LÍMITE O BORDERLINE

¿Has oído alguna vez hablar de la personalidad borderline o límite? ¿Te suenan las siglas TLP? ¿Sabes lo que es el trastorno límite de la personalidad? A veces se confunde el concepto o patología psiquiátrica con el significado que se le da en el entorno social. En ocasiones, se cree que el borderline es el que intelectualmente no llega a la media. En este caso, esta no sería la definición correcta para un border o límite.
Sin embargo, si te hablo de una persona que vive en el tipo de  mentalidad radical del todo o nada, que un día es una fiesta cargada de risa y nada importa y otro es un mundo lleno de crueldad, donde cualquier pequeño detalle toma una importancia extrema. Una persona que igual ríe a carcajadas como se sumerge en el llanto más intenso. Una persona que no acepta las relaciones a medias, que exige estar con ella al cien por cien o en contra y que se relaciona con los demás exactamente del mismo modo. Una persona que cuida en exceso su salud como puede llegar a lastimarse tanto que pueda llegar a dudar de la realidad de su existencia o no temer por su vida. Una persona que puede convertirse en todo lo que el otro quiera o necesite con el único objetivo de basar tu felicidad en su aliciente para vivir... siempre que quieras estar con esa persona y no le hagas bajar de su nube.
Si le echas de su nube puede ser que te encuentres con alguien enfurecido, agresivo, que violentamente no atenderá razones y que puede hacer mucho daño alrededor. Una persona insensible a las tragedias del entorno porque vive sumida en su propia tragedia. Una persona que confunde a los demás en sus juicios y que es capaz de ver tus puntos débiles y fuertes y utilizarlos a su favor y en tu contra. Una persona que se apasiona en el momento y sin embargo mañana se arrepiente de haberte amado y no quiere volver a verte.
¿Te suena más este tipo de comportamiento? ¿Conoces a una persona que sufre tanto? ¿Sufres y te culpas por una persona que sufre tanto? Es duro estar junto a una persona así. Uno no sabe qué hacer ni cuándo porque cualquier paso es censurable y genera dolor, sin, ni siquiera, entender qué ha hecho que todo se precipite en contra de una situación aparentemente tranquila.
La personalidad borderline se llama así porque desde el punto de vista clínico, la persona se sitúa entre el "límite" que separa la psicosis de la neurosis. Este trastorno se caracteriza esencialmente por la impulsividad, teatralidad, inestabilidad y comportamientos anómalos e impredecibles. Las reacciones son poco reflexivas y, en ocasiones, están cargadas de agresividad dirigida hacia otros o hacia ellos mismos, con frecuentes automutilaciones o tentativas de suicidio (y no solo amenazas, que son más frecuentes). 
Muchas veces la falta de autocontrol lleva a conductas compulsivas como comprar, comer sexo, consumo de drogas o conductas arriesgadas en exceso y sin finalidad clara.
Muchos borderlines tienen comportamientos antisociales o delinquen de algún modo aunque lo negarán o justificarán culpando a los demás de su conducta.
Los afectos están muy tocados y se caracterizan, la mayoría de sus relaciones, por la inestabilidad y el intento de manipular a los demás para conseguir sus propios fines o beneficios. Establecen una marcada dependencia con determinadas personas y tienden a pasar de la idealización de sus relaciones a la devaluación más punzante.
La inestabilidad es una característica que también afecta a su entorno laboral y otro tipo de relaciones. No soportan la soledad y se acompañan de gente aunque no sea de su agrado.
Un sentimiento de vacío interior y aburrimiento, marca esa vida interior pobre y desajustada que les lleva a sentirse raros y percibir la realidad como si de repente se hubiese transformado.
Las adicciones y los trastornos depresivos o psicóticos son frecuentes en este tipo de personalidades.
El trastorno genera, al que lo sufre, una bajísima autoestima y una extremada inseguridad en uno mismo. Un miedo o más bien terror que no puede traducirse en palabras a la posibilidad del abandono. Una necesidad insoportable de que le quieran que no se calma nunca y un dolor y culpabilidad que reconcome por dentro por todo el daño infringido a las personas que más quiere y que le quieren, una sensación de vacío y soledad enormes y una total desconfianza hacia los demás.


Principales características de la personalidad límite o borderline:

-         Impulsividad.
-         Irritabilidad.
-         Auto y heteroagresividad.
-         Falta de sinceridad.
-         Despersonalización y desrealización.
-         Sentimientos permanentes de vacío y aburrimiento.
-         Intolerancia a la soledad.
-         Comportamientos imprevisibles e irresponsables.
-         Inestabilidad afectiva.
-         Inestabilidad laboral o escolar.
-         Excesiva dependencia.
-         Tendencia al abuso de alcohol y otras drogas.
-         Alteraciones sexuales.



"El péndulo de la mente alterna entre sentido y sinsentido, no entre el bien y el mal." 


Carl Jung

2 comentarios:

  1. Necesito ayuda porque tengo ese problema. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Necesito ayuda porque tengo ese problema. Saludos

    ResponderEliminar

¿Quieres dejar aquí tu opinión?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...